'
ROCK is NOT DEAD'



      ROCK IS NOT DEAD

H.

NOVEDADES DISCOGRÁFICAS

NOVEDADES DISCOGRÁFICAS

ver:  todos / resumen

BLACK DESERT "THE ROAD IS OPEN" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 23 Ee diciembre Ee 2015 a las 2:20 Comments comentarios (0)


Black Desert es una banda riojana que en 2013 debutó con el álbum “The Beginning” (un álbum que tuvo un cierto éxito de ventas en paises como Francia, Holanda, Canadá o EEUU) y que a finales de 2015 publica este “The Road is Open”. Y si algo hay que decir, una vez escuchas cualquiera de los temas de estos dos discos, es que la calidad de la banda es extraordinaria. Algunos de sus miembros tienen una amplia formación clásica, incluyendo a su vocalista, Isabel Bermejo y eso se nota en las composiciones, con una instrumentación excelente y, sobretodo, con la voz de Isabel, que destaca por encima de todo. Llena de texturas, cálida, técnicamente perfecta y dominando diferentes registros, compagina a la perfección el lirismo con el heavy metal con un resultado mayúsculo. Ciertamente en el territorio español a penas hay bandas que practiquen este estilo de metal simfónico, pero con Black Desert el listón está tan alto que cualquier otra banda quedará ensombrecida a su lado.


Obviamente, por momentos, os recordará a otras bandas internacionales como Epica, Nightwish o Within Temptation. Aunque diría que, sobretodo, están emparentados con los más complejos y ya desaparecidos After Forever. No en balde, el disco ha sido producido por Sander Gommans (After Forever) en los estudios The Rock Station de Holanda.


Además, las estructuras elaboradas de los temas y un cierto aire andalusí con que impregnan muchas de sus melodias, hacen que este “The Road is Open”, como también su anterior “The Beginning”, sean unos productos de verdadero interés para cualquier amante de la buena música y de este estilo en particular. Así mismo, parece que la banda cumple sobradamente en directo y llevan años recorriendo la geografia peninsular demostrándolo noche tres noche y están preparando una gira de presentación del nuevo disco para 2016.


El primer single elegido ha sido el primer de los ocho cortes del disco, “Demonios”, un tema contundente, con una intro con influencias arabescas y donde, como en el resto del disco, la voz de Isabel es sublime. Además cuenta con un estribillo brillante y algun pasaje en castellano al final del tema que le da un toque original.


Le sigue "Red Hour", un tema algo más comercial y accesible y a continuación uno basntante más pesado, "Betts".


"Something Real" es algo más lenta y más aun la balada con piano "Dreams of Glycernine (Part II)" donde destaca, com siempre, la voz cálida de su vocalista. El contraste llega con "64 Bones", la cual tiene hasta su momento de voz gutural masculina, pero sigue predominando por encima de todo la voz de Isabel Bermejo.


Finalmente, el tema que da nombre al disco "The Road is Open" y "Seduced by the Sand" cierran este trabajo, aunque el colofón llega con un track oculto de corta duración donde escuchamos unas guitarras flamencas.


Gratísima sorpresa de esta banda asentada en la Rioja. De lo mejor que puedes escuchar actualmente en su estilo.


Òscar "Zep" Herrera

 


LEATHER HEART, "Comeback" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 2 Ee noviembre Ee 2015 a las 5:20 Comments comentarios (0)



¿El mejor sonido NWOBHM con ligeros toques de un hard rock más accesible a lo Dokken o T.N.T.?, ¿un cantante a la altura de los mejores?, ¿buenos músicos y una producción que nada tiene que envidiar a ninguna de las producciones top del género?, ¿un artwok y una presentación cuidados al detalle?, ¿y qué decir de esa imagen imperecedera de heavies del viejo continente, 5 jóvenes llenos de cuero, balas y tachuelas. Esa que en los primeros ochenta daba miedo, a finales de los noventa risa y actualmente es de lo más molona?. Pues solo podemos decir que se trata de los madrileños LEATHER HEART y de su “Comeback”, el segundo trabajo de la banda.

 


10 temas que desde la intro de ”The Crow” hasta su tema final, que da nombre al disco, “Comeback”, hará las delicias de los más fieles seguidores de un estilo que tuvo su mayor plenitud cuando estos chavales aun no habían nacido y que sin embargo, en este disco, rebosa frescura.

 


Gran variedad de riffs de corte clásico, una voz espectacular en un inglés perfecto, una base rítmica contundente que nos recuerda sobretodo a los veteranos Judas Priest o a cualquier banda de las mejores de la NWOBHM, y sin olvidar, al mismo tiempo, unas melodías bastante inspiradas. Un disco que si eres amante de este estilo, lo escucharás sin problemas de principio a fin y te parecerá que solo ha sido un suspiro.

 


Y en cuanto a cortes, sería innecesario destacar algún tema sobre otro, ya que sin hacerse pesado, lo que ofrece es más o menos lo mismo en cada uno de ellos, a excepción de la necesaria balada, en este caso el penúltimo tema, “For You”. Canción donde de nuevo destaca la voz, pero en este caso haciendo uso de un registro melódico inédito hasta ese momento, aunque no me parece una balada memorable. Menos mal que con la siguiente, el tema-título “Comeback”, que cierra el disco, la banda vuelve al hard rock/heavy clásico y demuestra que a día de hoy el nivel de las bandas de este estilo, en el estado español, es altísimo.

 


Òscar “Zep” Herrera

 

LOS BRAZOS: "GAS" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 2 Ee octubre Ee 2015 a las 2:25 Comments comentarios (0)



‘GAS’ es el tercer trabajo (segundo con temas propios, ya que el primero fue de versiones de clásicos del rock&roll y el blues) de los vizcaínos LOS BRAZOS. Un disco, que acaba de editar el sello ROCKESTATAL RECORDS, en él nos ofrecen 9 temas de rock clásico con mucho músculo y lleno raíces blues, swing y country americano de finales de los sesenta y setenta, más algunos guiños al rock primigenio de los cincuenta.


El trío está compuesto por Guillermo “William” Gutierrez a la guitarra y voz, José Miguel “Txemi” Gándara Francisco al bajo y Alberto “Koki” Chamorro Alcalde a la batería. El trabajo se grabó prácticamente en directo en el estudio, después de muy pocas tomas y  a lo largo de solo dos jornades.

Los temas de este disco, de 35 minutos de duración, son directos e intensos pero también llenos de melodia y si bien nos remiten a todo ese rock añejo mencionado, tienen también un aire a nuevas bandas que han surgido últimamente y que cuentan esos mismos referentes, como pudieran ser RIVAL SONS, entre muchos otros.


“Fearless Woman” es el primer ejemplo de ese rock pantanoso que nos acompañará a lo largo del disco, con un riff muy marcado y unas guitarras blueseras que quitan el hipo, y al cual le sigue un tema muy CREEDENCE, llamado “Not My Kind”.


“Randall” está más emparentada con el blues-rock y los orígenes del hard rock de finales de los sesenta, y más aun, “Boogie”, que con su riff macahcón nos recuerda bastante a ‘Rock’n’Roll’ de LED ZEPPELIN.


“Say My Name” es un tema mucho más cincuentero, con un aire muy swing, mientras que “Black Sheep” vuelve de nuevo al blues-rock y al hard rock primigenio.


“Guardian” es puro rock’n’roll clásico y acelerado que da paso al primer tema lento del disco, un blues intenso de siete minutos llamado “Tales”, al cual para finalitzar el disco, le sigue, “Rose Tree”, un tema, también lento, pero mucho más jazzístico.


Si os mola el rock’n’roll, sin más, sin tapujos, de guitarra, bajo y batería, con temes directos y melódicos, buena producción y músicos con talento, este es vuestro disco. Se llama ‘GAS’ y sus creadores: LOS BRAZOS!


(Por cierto, podéis echarle una escucha en Spotify)


Òscar ‘Zep’ Herrera

 

IRON MAIDEN "THE BOOK OF SOULS" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 2 Ee septiembre Ee 2015 a las 3:45 Comments comentarios (0)




Para alguien que, como yo, tuvo su primer contacto con el rock a mediados de los ochenta y cuyos más entrañables recuerdos se reducen a unos walkman y una cinta TDK con el impactacte ‘Live After Death’, que los británicos Iron Maiden publiquen un disco como ‘The Book Of Souls’ en este 2015, es una gran alegría.


La banda, a lo largo de más 7 lustros de carrera discográfica ha pasado por diferentes ciclos, con idas y venidas de alguno de sus miembros principales (incluyendo incursiones en solitario algo fallidas), hasta recuperar definitivamente a los componentes de su formación más exitosa y seguir ofreciéndonos discos de gran calidad. Sin embargo, hacía ya años que muchos de sus seguidores más añejos echábamos de menos algunos de los elementos del sonido Maiden de los ochenta que empezaban a quedar algo relegados.


‘The Book Of Souls’ supone un reconciliación entre los sonidos más reconocibles de los ochenta y su evolución sonora posterior. Un disco donde casan a la perfección momentos rudos y directos, pasajes progresivos y donde destaca, como siempre, el corte épico de muchos de sus temas. Con lo cual, si alguien echaba de menos las cabalgadas de Adrian Smith y pensaba que últimamente estaban quedando algo diluídas en el nuevo sonido Maiden, en ‘The Book of Souls’ volverá a disfrutarlas en primer plano. Así mismo, quién gozaba con discos como ‘Somewhere in Time’ y sus guitarras sitentizadas o con el netamente progresivo ‘7th Son of a 7th Son’ encontrará su momento de deleite en este nuevo trabajo.


En síntesis, el nuevo disco doble de Maiden (su primer doble de estudio) cuenta con temas directos y con gancho, como su primer single, “Speed of Light”. Un tema que tengo la sospecha que ha venido para permanecer en el nuevo repertorio de los Maiden durante unos años y que por su estribillo reiterado y adictivo podríamos emparentar con temas como “Bring your Daughter to the Slaughter”. Solo hace falta escucharlo unas cuantas veces para que la melodía quede retenida en tu memoria, cumpliendo su función de tema reconocible y con estribillo coreable.


Pero el disco no se abre con esta canción, segunda del primer volumen del disco, sino con el épico “If Eternity Sould Fail”, tema de ocho minutos donde destaca, como no, el bajo de Smith y unas guitarras con un sonido algo más rudo que de costumbre en los últimos tiempos.


“The Great Unknow”, en su obertura, nos traslada a la época del citado ‘7th Son of a 7th Son’ para rápidamente ganar en velocidad y épica. “The Red and the Black”, sin embargo, y pese a ser el segundo tema más largo del disco con más trece minutos y medio, suena mucho más clásico. Puro Maiden de toda la vida, la marcadísma cabalgada de Smith, la voz intensa de Dickinson, diversos cambios de ritmo y, por supuesto, los solos.


“When the River Runs Deep” es un tema rápido, también de sonido clásico, que da paso al tema-título, “The Book of Souls”, canción que cierra el disco 1 y que está firmada por Gers y Harris. Es un tema que se inicia con una introducción acústica muy lenta y que a los pocos segundos, con un giro brusco, se adentra por completo en la épica sonora propia de los Maiden, para finalitzar, como no, cerrando el círculo y acabando como empezó.


El disco 2 se abre con “Death or Glory”, que a mi me traslada por completo a canciones como "Back in The Village" del legendario ‘Powerslave’, con lo cual, no hace falta decir que suena a los Maiden más clásicos. Sin embargo, con el inicio de guitarras sintetizadas de “Shadows of the Valley” casi llegas a pensar que te has equivocado y has puesto en tu reproductor el casi olvidado “Somewhere in Time”. Pero no, miras la portada y recuerdas de nuevo que se trata del último disco de los Maiden y te dedicas simplemente a disfrutarlo.


“Tears of a Clown” es el tema dedicado al desaparecido Robin Williams, un buen tema, algo más lento pero no exento de épica ni de guitarras contundentes; a la que le sigue “The Man of Sorrows”, el único tema que firma Murray, aunque junto al maestro Harris, claro está . Una canción a ratos algo oscura, a ratos muy accessible y que cuenta con algunos elementos progresivos.


Y finalmente llega “Empire of the Clouds”, el tema que culmina este ‘The Book of Souls’. Desde el piano inicial acompañando la voz de Dickinson, pasando por su fase acelerada y la correspondiente muestra de virtuosismo de sus guitarristas, hasta llegar al final del círculo, es una síntesis de todo lo que Maiden ofrece y lo que sus seguidores siempre apreciamos y queremos. Grandes dosis de grandilocuencia épica, pasajes progresivos, cambios de ritmo brutales, marcados riffs de sus guitarras gemelas, solos salvajes y algunas dosis del dramatismo que Dickinson sabe transmitir con su voz. 


Un disco que, valga el tópico, mejora con cada escucha y al cual, cualquiera que en algún momento haya disfrutado con la banda, debe darle una oportunidad.


Òscar 'Zep' Herrera

RAVEN "ExtermiNation" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 2 Ee junio Ee 2015 a las 3:25 Comments comentarios (0)



Si tenemos en cuenta que el primer disco de RAVEN es del año 1981, puedo decir que he pasado 34 años de mi vida sin haber escuchado un solo trabajo de los británicos. Hasta este 2015, mi relación con la banda se ceñía solo a, cuando con trece o catorce años había visto, en una emblemática (y ya desaparecedida) tienda de discos de mi ciudad, alguno de sus álbumes editados en cassette bajo el cuño “El Poder del Heavy” o cuando había visto alguna fotografía en alguna página secundaria del Metal Hammer, vestidos a modo de gladiadores de futbol americano. De hecho, todos coincidiremos en que este equipo nunca jugó un solo partido en la primera división del heavy metal. Sin embargo, solo hace falta darle una ojeda a 'la Red'  para darse cuenta como la mayoría de sus discos están puntuados, hoy día, con notas notables o incluso excelentes, la cual cosa no sé si se trata simplemente de un acto de solidaridad con las bandas ‘perdedoras’ del género o es que estamos delante de auténticas joyas redescubiertas recientemente por críticos ávidos de tesores ocultos bajo el peso de la historia.

 

Sea como fuere, su treceavo y novísimo “ExtermiNation” es, en mi caso, el único trabajo de ellos al que me he aproximado, de momento, y debo decir que el resultado ha sido una sorpresa agradabilísima.

 

Desde la inicial y acelerada “Destroy All Monsters” se nota que estos otros hermanos Gallagher (John y Mark), junto con el batería Joe Hasselvander, están en plena forma y no se andan con rodeos a la hora de ofrecernos heavy metal directo a la yugular.

 

Aunque ya en el tercer tema, después de otro trallazo metálico com es “Tomorrow”, apreciamos un giro hacia sonidos mucho más hard rock, con coros reiterativos y con un aire mucho más americanizado. De hecho, “It’s Not What You Got” la podían haber firmado, sin problemas, Mötley Crüe. Aunque la caña metálica vuelve de nuevo con “Fight” y más aun con “Battle MarchTank Treads (The Blood Runs Red)” o “Feeding the Monster”, que nos recuerda a los mejores Judas Priest.

 

Igual de contundente pero menos acelerada es “Fire Burn Within”, pero volvemos de inmediato al puro NWOBHM con aires Judas con “Scream”, que tiene su continuidad en “One More Day” antes de “Thunder Down Under”, ésta con un aire algo más ACDC

 

El berrido del bajista, cantante y fundador, John Gallagher, el cual no parece precisamente estar en horas bajas, abre el trallazo “No Surrender”, que da paso al único momento acústico, el tema instrumental, de a penas un minuto, “Golden Down”, que a modo de interludio, introduce la, de nuevo cañera, “Silver Bullet”.

 

Y cuando parecía que era imposible, después de tanta tralla y del amago de “Golden Down”, llega, ahora sí, un tema lento, el catorceavo del disco, “River of No Return”. La balada, o mejor dicho, la power-balada de este “ExtermiNation”; disco que acaba como no podía ser de otra manera, con un tema metálico, “Malice in Geordiland”.

 

Finalmente, una información a modo de consejo, si habéis llegado hasta el quinceavo tema de este “ExtermiNation” tema y habéis disfrutado con RAVEN, debéis saber que pronto estarán tocando por la península ibérica. Así que  aquí os dejo los datos. Salud y heavy metal!

 

Òscar “Zep” Herrera

 

RAVEN “ExtermiNation Tour 2015”

24 Septiembre de 2015: Oviedo (sala Whipporwill)

25 Septiembre de 2015: Zaragoza (Centro Cívico Delicias)

26 Septiembre de 2015 Valladolid (sala Porta Caeli)

27 Septiembre de 2015: Valencia (sala Rock City)

 

JOLLY JOKER "Here Come... The Jokers!!" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 24 Ee abril Ee 2015 a las 2:30 Comments comentarios (0)


Si hay una banda que a día de hoy esté revitalizando el sleazy rock esta no es otra que JOLLY JOKERS. Un estilo surgido en la costa oeste de Estados Unidos a mediados de los ochenta, que llegó a su punto de saturación en la década siguiente y que tuvo tuvo su resurgir a principios de este milenio sobretodo en tierras escandinavas, hoy día tiene su réplica en esta banda valenciana.

 

Buena imagen, una buena portada, una producción cuidada, y lo que es más importante, temas directos y frescos son lo que convierten a este disco (segundo de su carrera), en un trabajo de calidad, que hará las delicias de los amantes de sonidos hard rockeros vacilones y ‘macarras’.

 

Desde la inicial Rockin’ in Stereo, pasando por Hey You, Sidewalks, No Way Out, Showgirls, Ride On, Full of Beans o Perfecte Life y sin apenas poderse tomar un respiro, se suceden uno tras otro temas directos, con una voz que a ratos nos recuerda por igual a Vinnce Neil que a Sebastian Bach, unas guitarras contundentes y unos estribillos matadores.

 

No es hasta el noveno tema, Way Back Home, cuando nos encontramos con un medio tiempo muy al estilo de las powerballadas de épocas préteritas a la que le suceden otros tres cañonazos, King Size, Dammed y No Place to Go.

 

Si disfrutabas con bandas como Motley Crüe, L.A. Guns o te gustaban Hardcore Superstar o incluso bandas como Bakyar Babies o Hellacopters, este puede ser tu disco, ya que la esencia de todas esa bandas y de ese sonido rockanrollero, directo y adictivo está en este “Here Come... The Jokers!!”. Y según muchas críticas su directo es matador. Así que te aconsejo que no les pierdas la pista.

 

Òscar “Zep” Herrera

 

REGRESION, "Prisioneros" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 16 Ee abril Ee 2015 a las 3:10 Comments comentarios (0)



La banda de l’Hospitalet REGRESION nos sigue ofreciendo en este novísimo cuarto LP, “Prisioneros” (2015), una buena dosis de energía a través de once cortes (el primero de ellos, “Prisioneros” a modo de intro) de heavy y hard rock directo. Con una portada y una producción cuidadas, este trabajo nos recuerda que REGRESION es una banda muy a tener en cuenta en el panorama estatal.

 

Con unos temas currados, con predominio del músculo pero sin renunciar a las melodías y con unos estribillos directos y adictivos, llegan a recordarme incluso a los mejores momentos de bandas como la mítica Obús. Una fusión constante entre el heavy metal de guitarras afiladas y estructuras clásicas, presente en temas como “5 de Noviembre”, la cual nos puede recordar en algunos pasajes incluso a los Iron Maiden, o “Dr Muerte”, que sigue en una línea similar, y el hard rock de toda la vida, melódico y con una buena dosis de feeling casi bluesero, en temas como “El Knaya”, que incluye  sonido de vientos, o en muchos otros como en el alegre y fiestero “Llévame contigo”, en “No nos van a parar”, en “Voces” o en el medio tiempo “Déjame Soñar”.

 

Y en cuanto a las temáticas de los textos se agradece la orientación social/política de alguno ellos, donde se muestra una indignación, necesaria, sobre el momento político actual que nos mantiene prisioneros.

 

En definitiva, un disco equilibrado, enérgico pero accesible y una buena muestra de que tenemos, a menudo muy cerca, a infinidad de bandas haciendo hard rock de la mayor calidad.

 

Òscar “Zep” Herrera

 

UNIVERSE, "Mission Rock" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 26 Ee marzo Ee 2015 a las 4:55 Comments comentarios (0)



UNIVERSE es un banda alemana de hard rock melódico que cuando el género estava más a la baja, a mediados de los noventa, realizó un par de discos, “Universe” y “Bad Child”. Ambos, obviamente, pasaron sin pena ni gloria. Casi una década después y con varios cambios de formación, volvieron en 2004 con un álbum llamado “Is There Something?”, que tampoco tuvo a penas repercusión. Y ahora, otra década después lanzan este “Mission Rock” (2015), que me ha parecido un disco muy a tener en cuenta para los amantes del hard/heavy melódico.

 


Una banda a medio camino entre el euro-metal y el hard rock americanizado que puede recordaros tanto a grupos europeos del hard y heavy melódico como Axis, Bonfire, o T.N.T. como a bandas americanas de un estilo parecido, como Dokken.. En el álbum encontraréis melodías hard rockeras, algunos riffs heavys, buenos coros y una voz algo rasgada que se aleja un tanto de las voces habituales en el hard melódico europeo, con lo cual, se trata de una buena amalgama de lo mejor que nos ha aportado ambos continentes en cuanto a hard rock melódico.

 


El disco se abre con un tema bastante contundente, “Gravy Train”, que se inicia con un estilo Dokken y que progresivamente puede ir recordándonos, sobretodo en su base rítimica, a unos ACCEPT, aunque, eso sí, con una voz mucho más del estilo Sebastian Bach/Skid Row que nada tiene que ver ni con Don ni mucho menos con el bueno de Udo. “Up to the Sky” es un tema más melódico, con unos coros más azucarados, mientras que el tema que da nombre al disco, “Mission Rock” está a medio camino de ambdos, contundente y melódico a partes iguales. A este le sigue la, creo que podríamos llamarla así, power-ballad “Innocence” que nos puede recordar a algunas de, por ejemplo, Gotthard.


 

“Now or never” se abre con unas guitarras más a lo T.N.T. para convertirse en un tema melódico de estribillo resultón, mientras que con “Lies” volveríamos de nuevo a ese aire Dokken pero con una voz que en nada se les parece, mientras que en “Brain Collector” me viene a la cabeza Skid Row de nuevo.


 

“Welcome the night” mantiene los mismos esquemas de hard melódico pero con garra y “Criminal” aporta además un estribillo pegadizo. Algo más agresiva es “Shame”, que da paso al verdadero tema lento del disco, la acústica “Broken Wings” para acabar el disco volviendo por derroteros hardrockero-melódicos com “Tomorrow” que incluso en su parte final deriva en un fragmento de las cuatro estaciones de Vivaldi.


 

Estamos, pues, delante de un disco efectivo, con buenos temas, una voz más que interesante, bien producido y que puede llamar la atención a los que aun disfrutamos con este estilo musical.


 

Òscar “Zep” Herrera

 

THE ASNWER, "Raise a Little Hell" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 12 Ee marzo Ee 2015 a las 9:15 Comments comentarios (0)

Los prolíficos nordirlandeses THE ANSWER han vuelto a la carga con su quinto disco en diez años. Un disco fresco, accesible y desenfadado. Con temas sencillos y directos como el que inicia el trabajo,“Long Live the Renegades”, que con su título nos remite a los nunca suficientemente recordados y también irlandeses, Thin Lizzy.

 

Mucho más zeppeliniana es “The Other Side” o el tema que le sigue, “Aristocrat”, donde lo primero que llama la atención es la voz de Cormac Neeson (que suena mucho más rasgada que de costumbre) y que contrastan con la algo más melódica “Cigarretes and Regret” que nos recuerda a los magníficos Quireboys.

 

La desértica y algo experimental “Last Days of Summer”, que no será la única en esta honda, da paso a la lenta “Strange Kinda’ Nothing” donde por primera vez nos encontramos con una voz mucho más susurrante y melódica de Cornac. “I Am what I Am” tiene un aire muy ACDC, con un riff simple y una base rítimica bien marcada, que queda algo más endulzada con unos coros al estilo The Black Crowes.

 

“Whiplash” es otro tema en la linea más experimental con reminiscencias, de nuevo, del rock más desértico y que es seguida por “Gone To Long”, medio tiempo con sonido típico ‘The Answer’.

 

“Red” tiene una agradable aire sureño que también transmite el inicio de “I Am Cured” que progresivamente nos devuelve al sonido hard bluesero tan propio de la banda y que en este disco se muestra de una manera variada, amena y accesible. Y buena muestra de ello es el tema final que da título al disco, la zepeliniana y accesible a partes iguales, “Raise a Little Hell”

 

Cada vez que esta banda saca un disco los amantes del rock de raices estamos de enhorabuena. Y si a esto le añadimos unos temas accesibles y frescos, nada podría impedir, si no estuviéramos en una época de pocas vacas gordas para el rock, que una hueste de seguidores de la banda apareciera de la nada. Sin embargo, lejos de soñar, nos seguiremos contentando con ser pocos y bien avenidos los que disfrutemos con Cornac y sus chicos.

 

Òscar ‘Zep’ Herrera

EUROPE "War of Kings" (2015)

Posted by Rock Not Dead on 9 Ee marzo Ee 2015 a las 3:40 Comments comentarios (0)



Suena el último tema, se hace el silencio, te quedas unos segundos en blanco y crees que merece otra escucha. Vuelves a darle al play, una vez más, un día tras otro y, lejos de aburrirte, con cada audición descubres nuevos matices y lo disfrutas aun más. Y es entonces cuando te da por pensar si no estarás delante de uno de esos discos que marcará una época, en la historia de este grupo, o en la tuya, porqué te acabas de reencontrar con la sensación tan especial de estar ante un disco realmente grande. Una sensación que se había desvanecido de forma lenta y cruel tras tantos años de escuchas de innumerables nuevos discos.


En tu reproductor está sonando el nuevo hijo, el que llega en una edad madura, de aquellos con los que has ido creciendo y a los que te has ido acercando y distanciando a lo largo del camino. Y ahora deseas un nuevo rencuentro, pero ya definitivo y sin dudas. Y un reencuentro, también, con aquel adolescente que quiso dejar de serlo, que abandonó ciertos gustos para sentirse más uno mismo y que ahora es consciente de que esos mismos que le acompañaron entonces, hoy también han madurado y que ya no son los mismos o que justamente lo son más que nunca... Y después de muchas escuchas crees que, más que nunca, siguen mereciendo tu tiempo.

 

Nadie puede negar que Europe se ha quitado de encima muchos complejos. Después de haber vivido en lo más alto y de haber caído desde allí, un día, hace ya más de dos lustros, decidieron reemprender el camino, mirar a sus orígenes y empezar de nuevo. Lo hicieron por primera vez con su “Start from the Dark” (2004) quedándose, sin embargo, a medio camino entre el hoy y el ayer, dieron un salto cualitativo hacia delante con su magnífico “Secret Society” (2006), se acercaron al hard rock setentero accesible con “Last Look At Eden” (2009), al hard con visos blues-rock, “Bag of Bones” (2012), y hoy, ya sin matices, nos regalan un disco tan marcadamente suyo como de todas las bandas que les influenciaron a ellos y a nosotros.

 

Y como quiero compartir con ellos el amor por la música, esa que nos acompaña desde los días de escuela, vuelvo a pulsar el play otra vez más:

 

Desde de la épica War of Kings que da nombre al disco, la hard rockera Hole in My Pocket o el medio tiempo Second Day nos damos cuenta que Europe suena a gloria. Tempest con los años ha ganado en registros, Norum está en su salsa, al igual que Michaeli a las teclas, mientras que la base rítmica, en especial el bajo de Levén, suena más contundente que nunca. Las composiciones son complejas, algunas con un groove muy intenso pero con poso bluesero como Praise You y algunas son puro dramatismo como la genial Nothin’ To Ya.

 

California 405 es otra muestra de medio tiempo orgánico y lleno de matices que no olvida la melodía característica de la banda, a la que le sigue su particular homenaje sónico al rock’n’roll de bandas como U.F.O., Days of rock’n’roll, donde ritmo y melodía se hermanan de forma magistral.

 

Children of the Mind también empieza con ese groove de décadas pasadas y que tantas bandas en los 90 intentaron emular. Ellos lo logran de sobras, mientras que las teclas de Micheli le dan, de nuevo, el toque épico y Norum se recrea hacia parte final.

 

La inspiración arabesca plasmada en algunas bellas melodías de teclado ha legado joyas imperecederas al hard rock y en esa línea va Rainbow Bridge, enlazando lo mejor del pasado con el presente más actual. Mientras que ese hermano mayor llamado blues ha servido para base de las más bellas baladas, en este caso bajo el nombre de Angels (with Broken Hearts) donde Norum puede lucirse, aunque mucho menos que en la mucho más rockera Light it Up, cuyo tercio final es una exhibición de maestría por parte del guitarrista noruego, colofón de un disco excelente y que en su versión japonesa cuenta con la prórroga de un doceavo corte instrumental, Vasastan, donde Norum se recrea de nuevo con el blues.

 

Si te apasiona el hard rock y quieres disfrutar de la evolución de una de las mejores bandas surgidas en los ochenta y que más en forma está hoy en día, no podrás pasar por alto este disco.

 

Òscar ‘Zep’ Herrera


Rss_feed